contador gratuito Hijo Siniestro reina en la impunidad

Frente de Guerra Oriental \

Home Comunicados Comunicados Hijo Siniestro reina en la impunidad
Hijo Siniestro reina en la impunidad PDF Imprimir E-mail

acostaacosta

acostaEL HIJO SINIESTRO CONTINUA CON SUS FECHORIAS.

Otrora en nuestro periódico # 48 de Liberación-Venceremos concluíamos en el artículo ... la justicia revolucionaria lo juzgará y en las páginas de la historia escrito está que Julio Acosta Bernal es el Hijo Siniestro de Arauca.

Hoy el individuo Acosta cubierto bajo el manto de la impunidad de su patrón, el paramilitar Álvaro Uribe Vélez, continúa con sus tentáculos maquinando y fortaleciendo la política paramilitar en el departamento de Arauca. Como era de esperarse fue salpicado por sus vínculos directos con el paramilitarismo y sin su presencia la fiscalía se vio obligada a abrirle un proceso jurídico. Por obra y gracia del patrón no se le capturo y con miles de artimañas se le dejo vencer el proceso por términos.


No obstante,  tanto delito de lesa humanidad y tanta barbarie no se podían ocultar y cuando descaradamente vuelve a salir a sus andanzas codeándose con la cúpula del ejército narcoparamilitar de la brigada 18 y los continuadores de sus políticas lesivas para el pueblo Araucano; la fiscalía vuelve a abrir el proceso.

Con todo el descaro hizo caso omiso a esta orden y siguió a sus anchas paseándose en la capital de Arauca con la seguridad de los miembros de la fuerza pública, asistiendo a eventos y promoviendo la continuidad de la parapolitica uribista en cuerpo ajeno. A la vez como buen politiquero monto su delfín en las estés politiqueras y de una manera absurda por obra y gracias nuevamente del patrón Uribe logra su hijo una curul en la capital, Bogotá.

Ahora en momentos en que necesita articular su plan macabro desde la capital se sirve de su delfín para andar en el carro blindado (Toyota azul padro) que le asignaron a su hijo como concejal, paseándose a sus anchas por las principales avenidas, sin que nadie le pueda echar mano. Muchos saben esto; pero los órganos de control  y seguridad otorgan. ¿Por qué se dan este tipo de abusos? ¿Qué es lo que se encubre? ¿Acaso es que podrían ser muchos los salpicados por parapolítica en Arauca? No se nos haga raro que nuevamente se le absuelva con alguna artimaña política o jurídica; pero no se preocupen que sigue vigente el último párrafo de nuestro primer artículo y como es bueno refrescarnos la memoria, los invitamos a que lo vuelvan a leer:

EL HIJO SINIESTRO.

Hay un personaje en el departamento de Arauca con una historia que es bueno que las nuevas generaciones conozcan; porque ha logrado manipular veintitresmil electores entre propios y extraños con el sofisma de la araucanidad, la paz y el progreso del departamento; unos por intereses politiqueros y clientelistas, otros por el agobio de las necesidades que los hace presa fácil de las dádivas de las coyunturas electorales, y los demás, porque quieren su terruño y añoran ese “llano cuando era llano”. Como la memoria colectiva fue afectada por el virus del olvido, se requiere de la vacuna del antiolvido que permita al pueblo araucano salir del engaño circunstancial a que ha sido llevado.

Nos referimos a un personaje que en otrora, fue maestro nacido en el seno de esa araucanidad pueblerina, caseríos y vecindarios eran parte armónica del paisaje llanero del majestuoso Arauca vibrador; donde cabalgaban los sueños de un criollo pueblo que respiraba la libertad y pureza del viento sabanero; laborioso y de buenas costumbres, donde la tradición oral honraba el mítico folklor de una cultura ancestral. Hoy dicho personaje se ha convertido en un politiquero ambicioso, maquinador y perverso que se vende al mejor postor, en detrimento de los verdaderos intereses y anhelos altruistas de sus coterráneos. Ese contraste del antes y el después es bueno recordarlo y conocerlo, en virtud, de que se hace necesario un DESPERTAR en procura del rescate de la araucanidad auténtica y la justicia social que merece el pueblo araucano.

Puntualizando en la historia, el personaje en mención se hizo alcalde, representante, cónsul en Europa y gobernador reelegido con un discurso y una práctica de doble moral que traspasa los límites del cinismo y agrede toda regla del humanismo. Ese nefasto individuo se reencaucha en el proyecto para-institucional de Uribe y su doctrina de seguridad democrática. Dio sus primeros pasos cuando la política araucana la ejercieron los honorables doctores Alfonso La Torre Gómez, Alfonso Medina Delgado, Carlos Castellanos Cermeño y Octavio Sarmiento Bohórquez, entre otros. Su administración en la alcaldía mayor de Arauca fue un fraude nefasto que sirvió de pretexto para la centralización de las codiciadas regalías, con la creación del Fondo Nacional de Regalías en tanto que el flageló de la corrupción fue tal que se acuñó que los araucanos, no tenían la idoneidad ni la capacidad para el manejo de tanto dinero junto de la bonanza petrolera; no era para más, cuando fue él, quien materializa la idea de construir un Velódromo donde no habían ciclistas profesionales ni tradición, una piscina con Olas cuando las necesidades prioritarias eran: el saneamiento básico, infraestructura vial, la vivienda, la salud, la educación y la producción agropecuaria de cobertura modesta. Dichas excentricidades fue el plato fuerte en una campaña nacional e internacional para la justificación del fondo. La ingenuidad de sectores del pueblo lo premian haciéndolo representante con el ingrediente de que para mediados de los ochenta ya era agenciador del primer intento de creación del paramilitarismo en Arauca con el apoyo del extinto narco-paramilitar OTERO del Magdalena medio, con el proyecto Grupo Cívico Armado de Arauca (GRUCIARAR) autores de los asesinatos de ganaderos, campesinos, dirigentes y pobladores de bien por el hecho de ser del piedemonte y que llegaban a la capital a hacer gestiones; y del triste y lamentable “Diciembre Rojo” en Tame que deja decenas de muertes hoy en el olvido. Como el sonado caso de “Caño Jesús” en Arauca Capital, auspiciados por el F2 y el B2 de entonces.

Asociado con Uribe y avalado por “Cambio Radical” partido de la coalición Uribista se hace gobernador aprovechando una franja del pueblo adormecida por el paso del tiempo. Por conveniencia para el proyecto parainstitucional el gobierno nacional da un espaldarazo, sacando al departamento de la lista negra de administraciones corruptas y de malos manejos de las regalías, para así, hacer del erario público la caja menor para pagar favores y mejorar los ingresos de los altos mandos militares y fuerza pública adoctrinados por Uribe, que a menudo, hacen sus tures por el Palacio departamental; estigmatización de corrupción que fue válida en administraciones anteriores y ya no lo es, para las
dos últimas; a la sombra de Uribe se hace escudero de las políticas de seguridad democrática, y de la mano de su amigo el tristemente célebre ex director del DAS, Jorge Noguera, (hoy preso por su incondicionalidad con el paramilitarismo) diseñó el tenebroso plan de sacar del medio a oponentes políticos, de desarticulación de las organizaciones naturales de masas, dirigentes sociales, comunicadores y pobladores que hicieran resistencia activa; mediante detenciones masivas, judicializaciones, destierros forzosos y asesinatos.

Como gobernador, reversó todos los proyectos de desarrollo regional de iniciativa popular para el bienestar del pueblo araucano. Se hace abierto e incondicional para el paramilitarismo y para el laboratorio de guerra en que se ha convertido el departamento. Convierte la administración en instrumento de su corrupción desmedida y para garantizar gobernantes proclives a Uribe y sus políticas de expansión para institucional. Excluye a los araucanos de la participación de los beneficios, contratación y suministros que genera la administración pública porque le conviene hacerlo con personas de otros departamentos, agudizando la crisis social, económica y la desesperanza popular por intereses muy distintos a los que aspiran los sectores sociales de Arauca; y para engrosar las cuentas bancarias de familiares y amigos en Venezuela y Argentina.

El virus del olvido también ha afectado el disco duro de los órganos de control del Estado, por-que los antecedentes y prácticas corruptas, criminal y de violación de los derechos humanos, pareciera que no son dignos de tenerse en cuenta ni ameritan una revisión y acción legal; todo ello indica que hace carrera la tesis de que “el fin justifica los medios”.
Es sospechoso que a Uribe esto no lo inmute, claro está, que no podríamos pedirle al padre del paraestado que controle un engendro de su ideología.

Ahora nuestro personaje, al ser “reelegido en cuerpo ajeno”, se alista para direccionar los planes diseñados por la política de consolidación de la doctrina de la “Seguridad Democrática”, asignados “al paramilitarismo emergente” versión re potenciada para los fines contra insurgente, geo-estratégico y de mega-proyectos del imperialismo y sus transnacionales. Qué coincidencia, hará su nuevo intento dentro la política parainstitucional, partiendo desde su tierra natal; Puerto Rondón.

La justicia revolucionaria lo juzgará y en las páginas de la historia escrito está que Julio Acosta Bernal es el HIJO SINIESTRO del Arauca.